Cesantías

LAS CESANTÍAS, EL GRAN ALIADO DE LOS TRABAJADORES
A través de este ahorro se genera ahorro, progreso y bienestar

¿Qué son las cesantías?

Son una prestación a la que tiene derecho todo trabajador. Está a cargo del empleador y es generada por un vínculo laboral. Equivale a un mes de salario por cada año trabajado o proporcional si el período es menor de 12 meses. Su objetivo principal es amparar al afiliado en caso de quedar desempleado o cesante.

Los trabajadores independientes también pueden ahorrar en un Fondo de Cesantías y podrán obtener beneficios tributarios.

¿Para qué sirven las cesantías?

  • Son consideradas el mejor auxilio para los momentos de desempleo.
  • Para financiar la educación del afiliado, la de su cónyuge o compañero/a permanente o sus hijos, en entidades de educación superior reconocidas por el Estado.
  • Para comprar, construir o realizar mejoras a la vivienda.

A tener en cuenta:

  • El empleador debe consignarlas cada año, hasta el 15 de febrero.
  • Los trabajadores que devenguen salario integral ya reciben dentro de la remuneración mensual, pactada con su empleador, el pago de las cesantías y sus intereses.

¿Cómo se ahorran las cesantías?

A través de los Fondos de Cesantías. Los trabajadores pueden escoger la Administradora de Cesantías en el que desean ahorrarlas y a través del esquema Multiportafolios podrán elegir cómo invertirlas pudiendo seleccionar entre el portafolio de corto y largo plazo, cada uno tiene sus propias características de inversión, rentabilidad y tiempo de permanencia.

Al proceso de elegir uno de dichos portafolios o distribuir las cesantías entre ambos, se le conoce como definición del perfil de administración. La clave a la hora de elegir es saber el uso que le dará a las cesantías y por cuánto tiempo se mantendrán ahorradas. Veamos las características de cada uno:

Portafolio de largo plazo

Orientado a los afiliados que conservarán sus cesantías por un periodo mayor a 1 año.

Sus inversiones son a mayor plazo y, probablemente, con mayor riesgo que en el portafolio de corto plazo, aunque la rentabilidad tiende a ser mayor.

La rentabilidad se calcula en un período acumulado de 24 meses.

Es para personas con un perfil de riesgo moderado.

Comisión de administración de hasta el 3% efectivo anual sobre el valor del portafolio de inversión.

No tiene comisión para el retiro de las cesantías cuando el trabajador se queda sin empleo.

Portafolio de corto plazo

Orientado a los afiliados que van a utilizar sus cesantías en el corto plazo.

Sus inversiones son de menor riesgo y la rentabilidad tiende a ser menor que en el portafolio de largo plazo. Su objetivo es mitigar el riesgo de desvalorizaciones para tener liquidez en los retiros que se realizan en el corto plazo.

La rentabilidad se calcula en un período acumulado de tres meses.

Es para personas con un perfil de riesgo conservador, o que prefieran retirar sus cesantías en el corto plazo.

Comisión de administración de hasta el 1% efectivo anual sobre el valor del portafolio de inversión.

No tiene comisión para el retiro de las cesantías cuando el trabajador se quede sin empleo.

Elegir es un derecho que permite a los trabajadores
sacarle un mayor provecho a su ahorro.

¿Cuáles son los derechos de los afiliados a un Fondo de Cesantías?

  • Tener una cuenta individual, en la cual se abonan los ahorros por concepto de cesantías y los rendimientos generados.
  • Elegir y cambiar el portafolio en el cual ahorrará sus cesantías.
  • Elegir el Fondo de Cesantías y poder trasladarse voluntariamente a otro.
  • Retirar total o parcialmente el dinero depositado en el fondo, atendiendo las causas y los tiempos previstos en la ley.
  • Recibir semestralmente el extracto de la cuenta.
  • Participar con voz y voto en la asamblea de afiliados al Fondo de Cesantías.
  • Conocer: composición de portafolios, rentabilidades, valor de comisiones de administración y retiro.

¿Cuáles son las obligaciones de los afiliados a un Fondo de Cesantías?

  • No afiliarse a más de un Fondo de Cesantías por cada contrato de trabajo.
  • Dar aviso, tanto a la Sociedad Administradora como a su empleador, en caso de que desee trasladarse de Fondo de Cesantías.
  • Cumplir con los requisitos y procedimientos establecidos para el retiro parcial o total de las cesantías.

 

Al proceso de elegir uno de dichos portafolios o distribuir las cesantías entre ambos, se le conoce como definición del perfil de administración. La clave a la hora de elegir es saber el uso que le dará a las cesantías y por cuánto tiempo se mantendrán ahorradas. Veamos las características de cada uno:

Mecanismo de protección al cesante, un beneficio extra para el uso de las cesantías.

Los trabajadores cuentan con el Mecanismo de Protección al Cesante el cual busca retomar el espíritu inicial de las cesantías como ahorro o blindaje frente al riesgo de desempleo, permitiendo a las personas que pierdan su empleo, mitigar los efectos de esta situación, al mantenerles el acceso a salud, el ahorro para su pensión, el subsidio familiar y el acceso a servicios de intermediación y capacitación laboral.

El mecanismo no afecta las cesantías:

La Ley permite que el trabajador, por el tiempo que desee, destine voluntariamente un porcentaje o todo el saldo disponible de sus cesantías como ahorro voluntario al Mecanismo de Protección al Cesante. Si el trabajador quiere utilizar las cesantías para educación, compra, construcción o mejoras de vivienda podrá modificar su decisión en cualquier momento y usar para este efecto el 100% de sus cesantías sin problema alguno.

Beneficio por el ahorro voluntario proveniente de los aportes de cesantías:

El Mecanismo de Protección al Cesante reconocerá un beneficio monetario proporcional al ahorro voluntario realizado por el trabajador; dicho beneficio está sujeto al tiempo de ahorro, al ingreso del trabajador y al monto del ahorro realizado. Este beneficio se hace efectivo cuando el trabajador se encuentre en situación de desempleo.

Para conocer más sobre las cesantías y el Mecanismo de Protección al Cesante
visita www.asofondos.org.co