En enero las ventas minoristas y la producción industrial repuntaron y se ubicaron por encima de las expectativas del mercado