En mayo de 2019 los alimentos continuaron impulsando la inflación