En noviembre, la producción industrial se encuentra en terreno negativo y las ventas minoristas sin combustibles se desaceleraron