La inflación anual fue menor que las expectativas del mercado: en junio cerró en 3,99% y se ubicó dentro del rango meta